Saltear al contenido principal

Estación metro Drassanes

La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. La estación de TMB metro Drassanes de Barcelona fue uno de nuestros retos. Las piezas prefabricadas GRC nos permitieron crear un sistema continuo y adaptable a los diferentes espacios de la estación. 2 / 12 foto

Estación metro Drassanes, Barcelona

La estación de metro Drassanes se encuentra ubicada al final de la Rambla de Barcelona, enclave estratégico de la ciudad, no solo por articular la zona del casco antiguo, sino por presentar uno de los mayores flujos peatonales durante el día con cerca de 30.000 usuarios que acceden a la red metropolitana del metro de Barcelona.

Bajo una campaña de mejoras de accesibilidad para personas de movilidad reducida, TMB opta por rehabilitar la estación en su configuración original. Vestíbulos, accesos, señalización, revestimientos, mobiliario y sustitución de pavimentos, forman parte de la propuesta global del proyecto, sobre las que había condicionantes no solo técnicas sino de movilidad.

Una de las principales limitantes fueron las restricciones espaciales, que dificultaban ampliar la superficie de movilidad, haciendo evidente la importancia que suponía aumentar la sensación lumínica a través del revestimiento general del proyecto. Para lograrlo, se desarrolla una envolvente que, bajo un esquema modular, traslada a los usuarios la experiencia de viajar dentro de un vagón en el que revestimiento y mobiliario se han unificado, y que acoge también servicios e instalaciones existentes.

Materiales y Soluciones

Con la aplicación de un sistema prefabricado en GRC de alta resistencia (Glass Reinforced Concrete), se materializan las intenciones de generar un aspecto luminoso en la tonalidad blanca del material y la homogeneidad visual que inicialmente se había planteado en los pasillos de acceso y andenes laterales. Estos pasillos conducen a espacios intersticiales en los que se aplica una identidad opuesta a la neutralidad cromática de los andenes. En ellos se acude a una matriz geométrica y discontinua que distorsiona la homogeneidad en una explosión cromática de matices escarlatas, generando conjuntamente una contrastada experiencia sensorial. Con esta intervención, se logra adaptar las complejas redes de instalaciones y se facilitaron los flujos peatonales aprovechando que vestíbulos y andenes se encontraban en una misma plataforma.

La uniformidad del revestimiento interior se proyecta como extensión reflectante de la iluminación artificial de la estación. El efecto generado permite al usuario obtener una imagen de claridad generalizada matizada por la amplitud de sus superficies extendidas desde el pavimento.

El túnel de conexión adquiere una nueva identidad transitoria a la calma transmitida en las zonas de acceso a los andenes. Como punto intersticial supone una inmersión a una nueva dimensión cromática descompuesta en distintas tonalidades de rojos. Bajo una malla geométrica de distintos pliegues, formas y ángulos, se recrea en una superficie continua un espacio cuya descomposición en planos transfiere una ruptura en la concepción tridimensional del espacio en un nuevo recinto fragmentado bajo la transitoriedad de los trenes.

Proyecto: 2008
Localización: Barcelona
Superficie: 1.500 ㎡
Programa: Transporte

Director creativo: Jordi Fernández,
Eduardo Gutiérrez
Líder de proyecto: Eduardo Gutiérrez

Equipo: Carmelo Zappulla, Bernardo
Magalhaes y Jordi Farell
Arquitecto Técnico: Xavier Badia (Vinclament)
Fotografía: Lluís Ros

Estación metro Drassanes, Barcelona

La estación de metro Drassanes se encuentra ubicada al final de la Rambla de Barcelona, enclave estratégico de la ciudad, no solo por articular la zona del casco antiguo, sino por presentar uno de los mayores flujos peatonales durante el día con cerca de 30.000 usuarios que acceden a la red metropolitana del metro de Barcelona.

Bajo una campaña de mejoras de accesibilidad para personas de movilidad reducida, TMB opta por rehabilitar la estación en su configuración original. Vestíbulos, accesos, señalización, revestimientos, mobiliario y sustitución de pavimentos, forman parte de la propuesta global del proyecto, sobre las que había condicionantes no solo técnicas sino de movilidad.

Una de las principales limitantes fueron las restricciones espaciales, que dificultaban ampliar la superficie de movilidad, haciendo evidente la importancia que suponía aumentar la sensación lumínica a través del revestimiento general del proyecto. Para lograrlo, se desarrolla una envolvente que, bajo un esquema modular, traslada a los usuarios la experiencia de viajar dentro de un vagón en el que revestimiento y mobiliario se han unificado, y que acoge también servicios e instalaciones existentes.

Materiales y Soluciones

Con la aplicación de un sistema prefabricado en GRC de alta resistencia (Glass Reinforced Concrete), se materializan las intenciones de generar un aspecto luminoso en la tonalidad blanca del material y la homogeneidad visual que inicialmente se había planteado en los pasillos de acceso y andenes laterales. Estos pasillos conducen a espacios intersticiales en los que se aplica una identidad opuesta a la neutralidad cromática de los andenes. En ellos se acude a una matriz geométrica y discontinua que distorsiona la homogeneidad en una explosión cromática de matices escarlatas, generando conjuntamente una contrastada experiencia sensorial. Con esta intervención, se logra adaptar las complejas redes de instalaciones y se facilitaron los flujos peatonales aprovechando que vestíbulos y andenes se encontraban en una misma plataforma.

La uniformidad del revestimiento interior se proyecta como extensión reflectante de la iluminación artificial de la estación. El efecto generado permite al usuario obtener una imagen de claridad generalizada matizada por la amplitud de sus superficies extendidas desde el pavimento.

El túnel de conexión adquiere una nueva identidad transitoria a la calma transmitida en las zonas de acceso a los andenes. Como punto intersticial supone una inmersión a una nueva dimensión cromática descompuesta en distintas tonalidades de rojos. Bajo una malla geométrica de distintos pliegues, formas y ángulos, se recrea en una superficie continua un espacio cuya descomposición en planos transfiere una ruptura en la concepción tridimensional del espacio en un nuevo recinto fragmentado bajo la transitoriedad de los trenes.

Proyecto: 2008
Localización: Barcelona
Superficie: 1.500 ㎡
Programa: Transporte
Director creativo: Jordi Fernández,
Eduardo Gutiérrez
Líder de proyecto: Eduardo Gutiérrez
Equipo: Carmelo Zappulla, Bernardo
Magalhaes y Jordi Farell
Arquitecto Técnico: Xavier Badia (Vinclament)
Fotografía: Lluís Ros

Volver arriba